4 Ejercicios para mejorar tu defensa en boxeo

mejora_defensa

La habilidad de esquivar, bloquear y contrarrestar los golpes del oponente no solo te mantiene a salvo, sino que también te da la ventaja en una pelea. Si estás buscando cómo mejorar tu defensa y fortalecer tu cuerpo para ello, has llegado al lugar indicado. En este artículo, verás seis ejercicios efectivos que te ayudarán a perfeccionar tu técnica defensiva y mantener a raya a tus adversarios.

¡Vamos allá!

Mejora tu defensa con estos ejercicios

1. Sin compañero

Sombra Guiada

Este ejercicio lo podrás practicar sin complementos ni compañeros. Harás una sombra guiada. ¿Qué significa eso?. Significa que vas a estar imaginando qué defenderás. 

Por ejemplo, en una clase de calentamiento cuando toca hacer sombra, hacer sólo dos combinaciones.

1º Round: esquiva del recto de izquierda y esquiva del recto de derecha. Esto podrás realizarlo durante un round entero (3 minutos) repitiéndolo todas las veces seguidas con una buena posición de guardia o moviéndote después de realizar el ejercicio ó 10 veces.

2º Round: ballesta y esquiva el recto de derecha. (las repeticiones como en el 1º Round).

Una vez tengas cogido esas variaciones, en otra clase practicar otras combinaciones como por ejemplo:

1º Round: palmeo el recto de izquierda y esquivo el recto de derecha.

2º Round: esquivo el recto de izquierda, ballesta y esquivo el recto de derecha.

El objetivo de la sombra guiada es que sean defensas cortas y fáciles para que no te cargues mucho psicológicamente ni tampoco te aburras. Una vez tengas bien las defensas por ejemplo, del recto de izquierda y recto de derecha, podrías añadir la esquiva de crochet de izquierda.

Hay muchísimas combinaciones en boxeo (esquivas, bloqueos, palmeos, pasos laterales, pasos diagonales…), sólo es cuestión de pensarlas y repetirlas.

2. Con un material (un palo)

Sombra estática

Con un palo de fregona por ejemplo, fijalo en una columna a la altura de la cabeza, dependerá de lo que mida cada uno y practica las defensas estáticas. Se podrá entrar y salir, pero con este ejercicio lo que practicarás es la movilidad de la cadera.

Sobre todo cuando empieces los sparrings, para no ser un blanco fijo. ¡OJO! No hay que exagerar en las esquivas cuando estés enfrente de tu oponente pero sí hay que “cabecear”, es decir moviendo la cabeza y el cuerpo ligeramente hacia los laterales, hacia adelante o atrás.

3. Con un material (cuerda)

Sombra en dinámico

En esta ocasión, cuando ya tengas más movilidad y flexibilidad en la cadera, podrás juntarlo con movimientos de pasos a la vez que esquivas y golpeos. Ó si tienes más problemas en entrar o salir esquivando, podrás practicarlo más analíticamente.

4. Con material (2 cuerdas cruzadas)

Sombra con cuerda cruzada, más real

Poner dos cuerdas cruzadas en el ring para hacerlo más real. Podrás pararte para golpear después de esquivar en cada hueco, esquivar las cuerdas en el centro del ring, alejarte del centro del ring e ir esquivando y moviéndote cerca de las cuerdas, etc.

Si necesitas verlo más visual os dejamos un vídeo.

Si quieres seguir informado de todos nuestros tutoriales y noticias, síguenos en nuestras redes sociales:  YouTubeInstagramTik Tok. Podrás interactuar con nuestra comunidad de suscriptores y con nosotros. Si necesitas entrenamientos de boxeo puedes probar 7 días gratis en nuestra plataforma online.

Descubre nuestro programa de rutina de boxeo en casa.

Facebook
Twitter
LinkedIn